Madagascar

Page last edited hace 2076 días 23 horas
De Enciclopedia electrónica
Saltar a: navegación, buscar
Archivo:Bandera de Madagascar.png
Bandera de Madagascar

Madagascar (oficialmente República de Madagascar) es una nación insular situada en el Océano Índico, frente la costa sudeste del continente africano, a la altura de Mozambique. Además es la isla más grande de África y la cuarta más grande del mundo.

Hay que destacar que antiguamente la isla se encontraba unida al continente africano, del cual se separó, lo que ha hecho que el aislamiento originado a raíz de la separación sea la causa de la conservación en su territorio de multitud de especies únicas en el mundo. Así, alberga el 5% de las especies de plantas y animales del mundo (del cual más del 80% son endémicas de Madagascar).

La superficie de Madagascar ocupa una extensión de 587.041 km² y una población estimada de 19.448.000 habitantes en el año 2007. La capital es Antananarivo.

Geografía[editar]

Madagascar es una isla (la más grande de África y la cuarta más grande del mundo) que se encuentra rodeada íntegramente por el océano Índico. La superficie es de 587.041 km².

Está separada del resto del continente por el canal de Mozambique. Hay que destacar que hace muchos años Madagascar se encontraba unida al continente, del cual se separó, lo que ha hecho que el aislamiento originada a raíz de esta separación sea el artífice de la conservación en territorio malgache de multitud de especies únicas en el mundo.

Organización territorial[editar]

Madagascar está dividido en seis provincias:

  1. Provincia de Antananarivo
  2. Provincia de Antsiranana
  3. Provincia de Fianarantsoa
  4. Provincia de Mahajanga
  5. Provincia de Toamasina
  6. Provincia de Toliara

Economía[editar]

La agricultura, incluso pesca y silvicultura, es el pilar de la economía, explicando el 34 % del PBI y contribuyendo más del 70 % para exportar ganancias. La industria presenta la fabricación de tejido y el procesamiento de productos agrícolas. El crecimiento de la salida en 1992-97 hizo un promedio menos que la tasa de crecimiento de la población. El crecimiento ha sido contenido por huelgas antigubernamentales y demostraciones, una decadencia en la demanda de café mundial, y el compromiso errático del gobierno a la reforma económica. Los obstáculos formidables están de pie en el camino de la realización de Madagascar de su potencial de crecimiento considerable; el grado de reformas del gobierno, fuera de ayuda financiera, e inversión extranjera será determinantes claves. El crecimiento debería estar en la variedad del 5% en 2000-01. Madagascar es el mercado de canela más grande en África.

Demografía[editar]

Al año 2007, Madagascar tiene una población de 19.448.000 habitantes. La esperanza de vida es de 62 años. El promedio de hijos por mujer es de 5,24. El 68,9% de la población está alfabetizada.

La población malgache es predominantemente una mezcla de origen polinesio y africano. Investigaciones recientes sugieren que la isla estuvo deshabitada hasta la llegada de navegantes polinesios, aproximadamente en el siglo I de nuestra era, a través del sur de la India y del este de África, de donde adquirían esposas y esclavos africanos. Migraciones posteriores tanto del Pacífico como de África, consolidaron esta original mezcla, y surgieron 18 grupos tribales diferentes. Los rasgos polinesios son más predominantes en las personas que habitan en la parte central de la isla, los Merina (3 millones de personas) y los Betsileo (2 millones). Los habitantes de las costas son de origen africano.

Los grupos costeros más grandes son los Betsimisaraka (1,5 millones) y los Tsimihety y Sakalava (700.000 personas cada uno).

Idioma[editar]

El idioma es de origen malayo-polinesio y se habla en toda la isla. El francés, antiguo idioma colonial, está también muy extendido.

Religión[editar]

La mayor parte de la población sigue prácticas religiosas tradicionales, las cuales enfatizan los vínculos entre la vida y la muerte, en la creencia de que la muerte los une a sus ancestros en el rango de divinidad y que los ancestros están muy interesados en el destino de sus descendientes vivos. Esta comunión espiritual es celebrada por los Merina y los Betsileo mediante la práctica del famadihana o "regreso de la muerte". En este ritual, los restos de los parientes son extraídos de la tumba familiar, envueltos en nuevos sudarios de seda y puestos nuevamente en la tumba siguiendo unas ceremonias festivas en su honor.

Cerca del 45% de la población consta de cristianos, divididos en forma igual entre católicos romanos y protestantes. También se da el sincretismo entre los diferentes cultos, por lo cual los pastores asisten a ritos de famadihana y los creyentes bendicen a sus muertos antes de comenzar con los rituales de entierro tradicionales.

Artículos relacionados[editar]