Mircea Eliade

Page last edited hace 2076 días 22 horas
De Enciclopedia electrónica
Saltar a: navegación, buscar
Archivo:Mircea.jpg
Eliade en su viaje por la India

Mircea Eliade nació en Bucarest el 13 de marzo de 1907, fue un filósofo, historiador de las religiones y novelista rumano. Hablaba y escribía con corrección en ocho lenguas: rumano, francés, alemán, italiano, inglés, hebreo, persa, y sánscrito. Es considerado uno de los más grandes historiadores de la religión de todos los tiempos. Llegó a formar parte del Círculo Eranos.

Biografía[editar]

Infancia[editar]

Hijo de un oficial del ejército rumano. Pasó los primeros años de su niñez en Râmnicu Sărat, por destino militar de su padre, hasta que en 1914 la familia se instala de nuevo en Bucarest.

Durante sus estudios de bachillerato en el liceo "Spiru Haret" de la capital, y contra lo que pudiese parecer, Eliade no fue un niño prodigio ni acaparador de premios. Sobresaliente en algunas materias, mediocre en otras, suspendió en alguna ocasión e incluso a punto estuvo de repetir curso.

Esos años fue un apasionado de las ciencias naturales y de la química. En su buhardilla de la calle Melodiei (hoy Radu Cristian) tenía una importante colección de insectos y plantas que él mismo se procuraba durante sus excursiones por el campo. En su Autobiografía escribirá: ¿Llegaría a ser un gran zoólogo, pianista, médico, inventor, explorador o a descifrar una lengua muerta? De algo estaba seguro: que nunca sería el primero de la clase, que me costaría pasar de un curso a otro... Me era imposible aprender a la fuerza, como todo el mundo lo hacía, conforme a un programa escolar.

Adolescencia[editar]

De adolescente vuelca sobre lo que le apasiona su extraordinaria capacidad de trabajo, la misma que le acompañará toda su vida y que ha dado origen a una impresionante obra literaria y científica. De niño sabía que quería ser escritor, y no uno cualquiera, y a los 14 años ya se asoma a imprenta. En 1921, la Revista de las ciencias populares convoca un concurso entre estudiantes de bachillerato. Un cuento sobre un tema científico. Eliade ganó con el relato Cómo encontré la piedra filosofal, premiado con 100 lei y la publicación del cuento. A lo largo de los años posteriores, las páginas de esa revista y de otras vieron a menudo la firma de Eliade al pie de relatos fantásticos.

Todas sus experiencias de adolescente, crisis, incertidumbres, etc., las plasmó en un libro autobiográfico escrito entre los 16 y 17 años, La novela del adolescente miope, en el que se propuso presentarse a sí mismo y a otros de su edad tal y como eran, lejos de la visión edulcorada que la literatura ofrecía de la adolescencia. Apuntes de clase y dibujos de Ciencias Naturales, hecho por Eliade en cuarto de bachillerato.

Estudios[editar]

En 1925 ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras para estudiar Filosofía. En seguida estableció estrecho contacto con el profesor de Lógica y Teoría del Conocimiento Nae Ionescu, mentor espiritual de toda una generación de intelectuales, el cual le ofreció las páginas de su periódico Cuvântul (La palabra), en el que publicará dos artículos semanales de temas literarios y culturales.

Su estancia de tres años en la India para estudiar filosofía oriental y sánscrito no interrumpió su obra literaria pues seguía mandando artículos y crónicas. Todo ello al margen de los libros escritos en la India sobre temas indios y literatura. Allí escribió su primera novela, Isabel y las aguas del diablo, una mezcla de experiencias personales y de ficción envueltas de erotismo y misticismo en el ambiente exótico de la India.

Tiene que regresar a Rumania para cumplir el servicio militar. Es nombrado ayudante de la cátedra de Nae Ionescu. La década del 30 es quizá la más fecunda de Eliade por la cantidad de libros y artículos publicados. Paralelamente, funda el grupo Criterion con el que recorre el país dando conferencia y mesas redondas. Funda la revista de orientalismo y estudios religiosos Zalmoxis, abierta a especialistas extranjeros, publica el Yoga en Francia, etc. Por otro lado, se convierte en el novelista de moda tras el arrollador éxito de Maitreyi, que agotó varias ediciones y que repitió con Los jóvenes bárbaros y La señorita Cristina, entre otras. Mircea Eliade se convirtió en el líder intelectual indiscutible e indiscutido de la llamada "joven generación", a la que pertenecen, entre otros nombres menos conocidos en España, figuras como el pensador Emil Cioran, el dramaturgo Eugène Ionesco y el novelista Vintila Horia.

La Guardia de Hierro y Codreanu[editar]

El torbellino que azotaba a Europa en los años treinta sopló también sobre Rumania y Eliade, como todos los de su generación, sintió sus efectos. Nae Ionescu había pasado a ser el ideólogo de la Guardia de Hierro. Su llamamiento para la construcción de "un hombre nuevo" y de un estado cultural impregnado de espiritualidad caló en muchos intelectuales de la época sensibles a sus ideas. El propio Eliade en su Autobiografía no niega haber sentido esas simpatías. Miembros del nido legionario " Axa " (Eje) de Bucarest que tenía como fin reunir a las personalidades de la cultura de la capital, se convertirá en su dirigente. Es con esta función que se encontrará con Julius Evola, llegado en 1938 a Bucarest para entrevistarse con Codreanu. Para él, el movimiento legionario no era un fenómeno político, sino ético y religioso. En sus artículos de la época, Eliade no hace planteamientos políticos (a diferencia de Nae Ionescu) sino que escribe sobre valores, ni tampoco hay una sola línea antisemita. Pero ese acercamiento desencadenó, con posterioridad a su muerte, violentas campañas contra su persona e, incluso, su obra, en algunos sectores, sobre todo judíos, de Francia y los Estados Unidos.

El campo de concentración[editar]

Su proximidad a Nae Ionescu le acarreó ser internado por el gobierno durante tres meses en el campo de concentración de Miercurea Ciuc, el año 1938. Temiendo por su seguridad, logró ser nombrado agregado cultural de la legación rumana en Londres en mayo de 1940 y, tras la ruptura de relaciones diplomáticas entre los dos países, pasó con idéntica función a Lisboa. Allí trabó amistad con otros exiliados como Ortega y D’Ors, por quienes siempre sintió gran admiración solo superada por la que le tuvo a Miguel de Unamuno.

Su obra[editar]

Al terminar la guerra, se instala en París. Por breve tiempo dio clases en la École des Hautes Études de la Sorbona, hasta que por presiones del gobierno rumano se le retiró de la docencia. Cambia de lengua y adopta el francés para su obra científica. Vive de forma modesta (a veces incluso rayando en la miseria) y exclusivamente de sus libros, artículos y conferencias. Era lo que hoy podría llamarse un free lance scholar. Son años muy fecundos en su actividad de historiador de las religiones en los que su nombre, gracias a libros como el Tratado de Historia de las Religiones, El mito del eterno retorno o El chamanismo se proyecta a un primer plano en el campo de su especialidad.

Últimos años[editar]

En 1956 es contratado por la Universidad de Chicago para dar un curso de Historia de las Religiones. Lo que iban a ser nueve meses se convirtió en una estancia de treinta años. Allí simultaneó la docencia con la escritura. Frutos son, en el campo científico, la monumental Historia de las creencias e ideas religiosas, y en el literario, la mayor parte de sus obras de literatura fantástica. Esta siempre en lengua rumana pues Eliade, a diferencia de otros compañeros de generación establecidos en el extranjero que cambiaron de lengua y se integraron en la cultura del país de acogida, nunca abandonó el rumano para la literatura. Siempre le acompañó la nostalgia por su país de origen, adonde nunca volvió, pese a los intentos del régimen comunista de Nicolai Ceauşescu por atraérselo en sus últimos años. Puso como condición la publicación completa de su obra, algo con lo que el régimen nunca estuvo dispuesto a transigir.

Mircea Eliade falleció en Chicago el 22 de abril de 1986.

La experiencia de lo sagrado en Mircea Eliade[editar]

Desde un estudio pormenorizado de las religiones a lo largo de la historia, Mircea Eliade avanza en la comprensión del aspecto universal de lo religioso, por cuanto halla en él una manifestación de la unidad de la conciencia humana. Hay un Homo religiosus que en la multiplicidad de formas religiosas busca una misma y primordial relación con lo sagrado. Y es más, esta relación manifiesta en parte lo más humano del hombre. La historia de las religiones se convierte así en una fenomenología de la experiencia religiosa y una hermeneútica de las formas en las que se vive dicha experiencia. Las distintas religiones en las distintas épocas de la historia son distintas posibilidades de una misma experiencia de pensamiento.

Lo religioso existe porque hay una estructura de la conciencia humana basada en la relación con lo sagrado. No se trata de un estadio más de la humanidad, sino de un constituyente de la conciencia humana. Explicar desde fuera tal experiencia se presenta como tarea imposible, pues no podría dar cuenta de su verdadera razón de ser. La comprensión de lo religioso implica la aceptación de su propia significación: lo sagrado es la dimensión humana -en cuanto experiencia subjetiva y en cuanto relidad objetiva que motiva esa experiencia- de inserción en una totalidad que permite al hombre tomar conciencia de que es tal hombre.

El hombre se halla enfrentado a una situación límite que le configura: la historia, el devenir, la fugacidad temporal. Ante esa experiencia límite (limitadora y situadora) el hombre se capta como algo efímero y se ve empuja a salir de esa finitud, superar esa condición histórica. El pensamiento socorre al hombre en su huida hacia delante. Pero el pensamiento religioso da un paso más y afirma al hombre en la existencia por su relación con la realidad de lo sagrado. A través de los procesos de iniciación: mito y rito, el hombre es comprende a sí mismo y su situación en el mundo, sobre la seguridad de que es lo sagrado lo que sostiene toda la realidad.

La sacralidad es fuente de lo real, sustrae al hombre y al mundo de un devenir incierto y afirma la existencia sobre un cimiento de realidad que llena de significado toda la experiencia humana. Por eso lo sagrado es ante todo poder (Van der Leew), fuerza que no sólo subsiste como algo diferente, totalmente otro (Rudolf Otto), sino que da consistencia a todo lo demás. Lo que no es sagrado es profano, inconsistente por sí mismo, fenoménico frente a la esencialidad última de lo sagrado. Esta ruptura ontológica entre lo sagrado y lo profano es vivida en las iniciaciones como paso al nivel de lo verdaderamente real.

La historia de las religiones estudia las manifestaciones de lo sagrado, las hierofanías, cuya comprensión es vía de comprensión de todo el fenómeno religioso. Hay una dialéctica por la que lo sagrado se manifiesta siempre a través de lo profano, arrancando una parcela de la realidad profana y transformándola sin por ello reducirse a ella. Lo sagrado se muestra en la hierofanía, en la realidad que hace de sino suyo, como presencia significada. Espacios y tiempos sagrados apuntan al centro de todo y al tiempo fundante, ambos esenciales frente a todo lo que no es esencial. Mitos y ritos permiten pasar de nuestra realidad al punto focal de toda realidad.

Es el pensamiento simbólico el que permite interpretar el significado de las formas religiosas, de los mitos y los ritos. Pero para ello es necesaria una hermeneútica propia basada en pasar de la explicación -traducción de un fenómenos aun lenguaje común- a la comprensión o captar lo que la cosa es desde ella misma. El símbolo no es un concepto ni una forma de especulación, sino que permite captar directamente el misterio consistente en que las cosas, tienen un comienzo que nos sugiere lo que las precede, algo que concierne de forma fundamental a la existencia humana. El símbolo se dirige pues a la existencia para hacerle reconocer un sentido que sólo ella puede vivir en solidaridad con el cosmos, por eso tiene el símbolo una dimensión religiosa y por eso la experiencia religiosa se expresa y comprende simbólicamente.

Como expresión privilegiada del pensamiento simbólico tenemos el mito, cuyas palabras se enraízan en el misterio y facilitan la irrupción de lo divino en el mundo. Las historias que cuentan los mitos relacionan al hombre con lo absoluto y lo sitúan y fundamentan en la existencia, precisamente por su relación con lo absoluto. Los momentos y gestos que trasmiten los mitos (especialmente el momento del origen) son paradigmas, modelos que traspasan la historia.

Así las cosas, la historia de las religiones no se puede quedar en contar las variedades de las formas religiosas, sino que ha de ser exploración de la experiencia religiosa del hombre, contribuyendo al conocimiento de las profundidades de la humanidad, donde lo religioso está presente como primera estructura del existir humano en el mundo. Por esa línea, el estudio de las religiones ayuda a comprender qué somos, y en ese sentido forma parte de la empresa necesaria de fundar un nuevo humanismo, basado en parte en el reencuentro con la dimensión de lo sagrado.

Obra[editar]

Obra científica[editar]

  • Dioses, Diosas y Mitos de la Creación, I {2008, Azul Editorial, ISBN 978-84-954-8827-5}
  • Diccionario de las religiones {2007, ISBN 978-84-493-2004-0; 1992, rústica ISBN 978-84-750-9778-7, tela ISBN 978-84-750-9779-4}
  • La isla de Eutanasius {2005, Editorial Trotta, ISBN 978-84-8164-753-2}
  • Fragmentarium {2004, Editorial Trotta, ISBN 978-84-816-4676-4}
  • Erotismo místico en la India {2002, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5533-7}
  • El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis {2001, Fondo de Cultura Económica, ISBN 978-84-375-0513-8}
  • El Yoga. Inmortalidad y libertad {2001, Fondo de Cultura Económica, ISBN 978-96-816-3529-9}
  • Tratado de historia de las religiones. Morfología y dialéctica de lo sagrado {2001, Ediciones Cristiandad, ISBN 978-84-705-7430-6}
  • Herreros y alquimistas {2001, Alianza Editorial, ISBN 978-84-206-3767-9}
  • Mefistófeles y el andrógino {2001, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5493-4}
  • Nacimiento y renacimiento {2001, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5485-9}
  • Mitos, sueños y misterios {2001, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5487-3}
  • Aspectos del mito {2000, ISBN 978-84-493-0847-5}
  • Técnicas del yoga {2000, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5476-7}
  • El vuelo mágico {2000, Ediciones Siruela, ISBN 978-84-784-4293-5}
  • El mito del eterno retorno {2000, Alianza Editorial, ISBN 978-84-206-3607-8}
  • Historia de las creencias y las ideas religiosas:
    • Volumen I: De la edad de piedra a los misterios de Eleusis {1999, ISBN 978-84-493-0683-9}
    • Volumen II: De Gautama Buda al triunfo del cristianismo {1999, ISBN 978-84-493-0684-6}
    • Volumen III: De Mahoma a la era de las Reformas {1999, ISBN 978-84-493-0685-3}
    • Volumen IV: Desde la época de los descubrimientos hasta nuestros días {Póstumo, Herder Editorial, 1996, segunda edición tela ISBN 978-84-254-1889-1}
  • Imágenes y símbolos {1999, Taurus Ediciones, ISBN 978-84-306-0359-6}
  • Mito y realidad {1999, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5449-1}
  • La búsqueda. Historia y sentido de las religiones {1999, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5432-3}
  • Lo sagrado y lo profano {1998, ISBN 978-84-493-0513-9}
  • Ocultismo, brujería y modas culturales {1997, ISBN 978-84-493-0400-2}
  • La India {1997, Herder Editorial, ISBN 978-84-254-2013-9}
  • Cosmología y alquimia babilónicas {1993, ISBN 978-84-750-9913-2}
  • Alquimia asiática {1992, ISBN 9788475098258}
  • Metodología de historia de las religiones {1986, ISBN 978-84-750-9380-2}
  • Patañjali y el yoga {1984, ISBN 978-84-750-9273-7}

Obra literaria[editar]

  • El burdel de las gitanas {2000/2003, Ediciones Siruela, Cartoné/ Bolsillo ISBN 978-84-784-4213-3/ ISBN 978-84-784-4682-7}
  • Isabel y las aguas del Diablo {2003, Espasa Calpe, ISBN 978-84-670-1283-5}
  • Maitreyi, La noche Bengalí {2000, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5479-8}
  • Tiempo de un centenario {1999, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5435-4; 2007, Alianza Editorial ISBN 978-84-206-6122-3}
  • Diecinueve rosas {1999, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5445-3}
  • A la sombra de una flor de lis {1999, Fondo de Cultura Económica, ISBN 978-84-375-0486-5}
  • Relatos fantásticos (Uniformes de general, Ivan, 12000 cabezas de ganado y Un hombre grande) {1999, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5444-6}
  • La noche de San Juan {1998, Herder Editorial, ISBN 978-84-254-2043-6}
  • Medianoche en Serampor {1997, Editorial Anagrama, ISBN 978-84-339-1492-7}
  • Boda en el cielo {1996, Editorial Ronsel, ISBN 978-84-884-1362-8}
  • La señorita Cristina {1995, Editorial Lumen, ISBN 978-84-264-1225-6}
  • Cómo encontré la Piedra Filosofal
  • La novela del adolescente miope
  • Los jóvenes bárbaros

Escritos Autobiográficos[editar]

  • Diario (1945-1969) {2001, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5489-7}
  • Diario Portugués (1941-1945) {2001, Editorial Kairós, ISBN 978-84-724-5504-7}
  • Diario íntimo de la India (1929-1931) {1998, Pre-Textos, ISBN 978-84-819-1202-9}
  • Memoria I. Las promesas del equinoccio (1907-1937)

Artículos relacionados[editar]